jueves, 8 de febrero de 2018

Caso 116: Romboencefalitis por Listeria monocytogenes


El caso de la semana pasada resultó ser una romboencefalitis por Listeria monocytogenes así que hemos aprovechado para hacer un repaso de estas infecciones.


Desenlace del caso clínico...


Romboencefalitis por Listeria

 La romboencefalitis es una forma rara (<10%) de presentación de las infecciones por Listeria, siendo más habitual en pacientes inmunocompetentes que adquieren la infección por vía alimentaria.


  Se trata de una encefalitis que se afecta la región de romboencéfalo y que se caracteriza por presentar como síntomas además de los más genéricos asociados a infecciones de SNC (fiebre, cefalea, vómitos) una alta incidencia de síntomas causados por la afectación cerebelar como son parálisis de nervios craneales, ataxia, crisis comiciales y hasta un 50% de casos de fracaso respiratorio secundario.

  El primer caso de romboencefalitis por Listeria fue publicado por Eks, en Alemania en 1957, y hasta el año 1964 no se había consignado ningún caso en la literatura inglesa.

 El diagnóstico diferencial incluye inicialmente procesos infecciosos (principalmente Listeria, enterovirus y virus del grupo herpes principalmente), autoinmunes (enfermedad de Beçhet, LES,...) o síndromes paraneoplásicos (Jubelt et al, 2011)

  Actualmente, existen varias pruebas que pueden ayudarnos a realizar un diagnóstico certero. A nivel microbiológico, estos pacientes suelen diagnosticarse por hemocultivos positivos para Listeria, cultivo de LCR (menos sensible) o PCR de Listeria en LCR (gold standard). Las características del LCR, en el que suele predominar niveles muy elevados de proteínas o las prueba de imagen (RMN) son de utilidad, especialmente en casos de romboencefalitis con cultivos negativos (O´Callaghan et al, 2012).

  Es necesario destacar que dada la gravedad de la infección, es imprescindible establecer un diagnóstico de sospecha inicial que permita en pacientes de riesgo (niños, personas >55a, alcohólicos, pacientes con contexto epidemiológico sugestivo...) un tratamiento empírico adecuado 

  El pronóstico de esta forma de presentación es malo. El 100% de los pacientes fallecen si no reciben un tratamiento antibiótico adecuado. Esta mortalidad es inferior (30-40%) si se trata correctamente, presentando posteriormente el 60% de los pacientes secuelas neurológicas, en muchos casos de gravedad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario